¿Quién se acuerda del polvo de la casa de Hemingway?

LIBRERO

tomasena

Muy a cuento con lo del comercial de Gillette, <<¿Quién se acuerda del polvo de la casa de Hemingway?>> es un volumen de cuentos que, entre otras virtudes*, tiene la de cuestionar el personaje masculino.

Nos contaba Tomasena en la presentación del viernes pasado en Casa Tomada que esto de poner en jaque al personaje masculino no había sido algo intencional, que simplemente le nació escribir así y punto, lo cual me parece todavía mejor. Lo que no es casual es que el libro haya sido traducido al turco por Verita, una editorial feminista, cuya portada nos muestra a un Hemingway con trapeador, cubeta y guantes de goma.

La portada de la edición de Editorial Paraíso Perdido es más abstracta, pero no menos significativa: una pared de rocas resquebrajadas, suma de dureza y fragilidad. Porque la verdad es que son cuentos muy duros: la guerra, la paternidad, las separaciones violentas, lo apocalíptico, la culpa. Ante esta dureza los personajes intentan ser agresivos cuando en realidad se están desmoronando, son frágiles como mazapán de la Rosa. Los cuentos de Tomasena muestran una visión desidealizada del hombre como padre, pareja, escritor o periodista; una imagen más verdadera y honesta, lo cual en estos tiempos a todos nos anda haciendo mucha falta.

*Como la estructura de “conflicto en layers”, que me parece absolutamente genial y propositiva.

Publicado por Editorial Paraíso Perdido, 2018
Disponible en: Casa Tomada, Péndulo, Sótano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s